Downstreak y dispersión en el póker

A veces un jugador de póquer empieza a perder constantemente sin ninguna razón obvia. Esta situación se denomina “downstreak”. Es importante distinguir entre una racha descendente y una sola partida perdida. Las rachas descendentes suelen ser prolongadas, lo que significa que puede llevar algún tiempo salir de ellas. Es absolutamente necesario entender que los downstreaks pueden ocurrirle a cualquier jugador, y es poco probable que usted evite uno.
Una racha bajista suele ser el resultado de algo llamado “dispersión”: una diferencia matemática entre las ganancias financieras previstas a largo plazo y los ingresos reales a corto plazo. Por supuesto, la mayoría de las veces la dispersión no está a favor del jugador, lo que puede perjudicar la confianza en sí mismo, causando aún más pérdidas. La diferencia entre los resultados deseados y los reales puede alterar y decepcionar al jugador, forzando más jugadas irracionales.
Para superar una racha negativa, hay que tener en cuenta que es inaceptable inclinarse y tratar de cambiar maníacamente las estrategias a mitad de la partida. Hay que enfrentarse al hecho de la inevitabilidad de un downstreak para cualquier jugador y pensar en ello como un aspecto más del póquer. No tiene sentido seguir los consejos de los pseudoprofesionales e intentar predecir matemáticamente el comienzo y el final de una racha descendente; en lugar de torturarse con fórmulas, es más inteligente centrarse en mejorar la autodisciplina y las habilidades de póquer. Además, algunos jugadores profesionales afirman que los downstreaks revelan los fallos de la estrategia de póquer y crean un espacio para mejorar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.